Que pasa con tu mente cuando tienes una idea Brillante?!

El Artista Francés  postimpresionista Paul Gauguin dijo la famosa frase: «Cerré mis ojos para ver», lo que significaba que es mejor dejar fuera el resto del mundo para llegar a encontrar las  grandes ideas que se encuentran en nuestro interior.

En busca de la iluminacion
En busca de la iluminación
Más de un siglo después, los científicos son capaces de demostrar que Gauguin estaba en lo cierto.
En la década de 1990, los científicos cognitivos John Kounios y Mark Jung-Beeman comenzaron a estudiar el momento ese  tan especial que ocurre en el que  de repente eres capaz de ver las cosas de manera diferente, también conocido como el «¡ajá!» O momento Eureka.
Este momento se produce cuando se pasa de estar atrapado en un problema a tener la capacidad de reinterpretar un «estímulo, situación o evento para producir una interpretación no obvia, no dominante.»
A través de su extensa investigación, Kounios, un profesor de psicología de la Universidad de Drexel, y Jung-Beeman, de la Northwestern, encontraron que milisegundos antes de epifanías, la actividad en el área visual del cerebro básicamente se apaga. Ese es el momento justo antes de que la solución se le presente. Kounios llama a este momento , «abrir y cerrar de cerebros», que es cuando su cerebro se vuelve hacia adentro, justo antes del «¡ajá!»
Milisegundos antes de la inspiración, la actividad en el área visual del cerebro se viene literalmente abajo.
Un ejemplo sencillo para ilustrar esto según dice Kounios , es cuando le preguntas a alguien una pregunta difícil y mira hacia otro lado o hacia abajo para poder pensar en la solución. En ese momento, su cerebro está reduciendo momentáneamente la información visual para lograr concentrarse en la solución.
En el laboratorio, Kounios y Jung-Beeman, utilizan los puzzles y problemas para estudiar la actividad cerebral. Encontraron que la parte derecha del cerebro  y antes de presentar el problema, la actividad de la parte visual del cerebro de una persona analítica se disponía a  tomar la mayor  cantidad de información posible. Por otro lado, la corteza visual se cerraría para aquellos individuos que no resuelven los problemas de una manera metódica, lo que les permite bloquear el entorno, mirar hacia adentro, y «encontrar y recuperar las ideas subconscientes», dice Kounios.
LA PARADOJA VISUAL
Mientras más personas creativas cerraron la información visual antes de su momento «¡ajá!», estas personas tienden a absorber más  efectos visuales en comparación con otros . Kounios dice que cuando estas personas caminan por la calle, tienden a estudiar a los demás, tomar  la información que perciben , y distraerse de sus propios pensamientos. Sin embargo, la información que lleve a la síntesis y que pueda resultar en un producto de procesamiento inconsciente puede durar  años antes de que surjan las ideas y resoluciones. Los que son más analíticos son más centrados con su atención. Cuando caminan por la calle,  se centran en llegar a dónde van y cómo van a llegar allí. Ellos tienden a no desviarse en diferentes áreas de pensamientos.
La investigación sobre el momento «¡ajá!», Comenzó hace más de un siglo, pero no fue hasta la neuroimagen, y las técnicas electrofisiológicas, en que los científicos fueron capaces de ver lo que sucede cuando el cerebro pasa de un estado en el que no hay idea de un flujo de ideas creativas.
Antes de que las  imágenes del cerebro fueran fácilmente disponibles, los investigadores creían que el proceso mental era un cambio gradual. Konios comenta que  tu cerebro siempre está trabajando en  la adquisición de información que mas tarde se puede elaborar  o incubar durante años,  y que  el cambio justo  de toda esa información que aparece en la conciencia no es gradual. Es una explosión de actividad que puede suceder en cualquier momento y no hay nada que usted pueda hacer para cambiarlo.
EL PAPEL DE SUEÑO Y DEL HUMOR
Lo que puedes hacer es ser receptivo y exponerte a una gran cantidad de factores desencadenantes de percecepción. Además, los estados de ánimo positivos tienden a promover momentos eureka. Por el contrario, la ansiedad promoverá pensamientos analíticos.
Por último, Kounios aconseja a las personas que quieren revelaciones o soluciones  dormir más.
«Hay un proceso de consolidación de la memoria que ocurre cuando se duerme», dice. «Estos recuerdos se transforman … resaltan los detalles ocultos o conexiones no obvias entre las ideas. Por lo tanto lograr un buen descanso y sueño  conduce la resolución y creación de  ideas «.
Si todo lo demás falla, basta con seguir el proceso de Gauguin y mirar hacia adentro en lugar de hacia el exterior para lograr las mejores ideas.
Artista post-impresionista Poul Guaguin
Artista post-impresionista Poul Guaguin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *